Máquinas de musculación, consejos para iniciarse

Máquinas de gimnasio

Te has puesto como meta el dar preferencia a tu estado de salud y forma física. Tienes fijado un objetivo, comes de forma más beneficiosa para tu organismo y además, han desarrollado para ti un programa de ejercicios de entrenamiento que vas a completar en los plazos previstos. Sin embargo, en el momento en que llegas al gimnasio y  ves todas esas máquinas de cardo y musculación, no puedes evitar sentirte agobiado. Seguramente, te subirás a una cinta de correr, ya que es la máquina con la que te encuentras mas familiarizado, y principias a caminar a paso ligero para ver si eres capaz de despejar tu mente para completar el entrenamiento.

Lo cierto es que encontrar la forma de utilizar las máquinas de ejercicio puede parecer un poco complicado al inicio. Sin embargo, esto dista mucho de la realidad, debes saber que estas han sido concebidas con la idea de que sean lo más sencillas de usar. A continuación te facilitamos cuatro ‘tips’ con los perder el miedo o el sonrojo a empezar a utilizar una de estas máquinas de fitness.

Las máquinas se ordenan según grupos musculares

Por regla general, no hay que pasearse por todo el recinto para encontrar las máquinas que nos faciliten entrenar las piernas, la espalda o los hombros. Lo más seguro es que estas estén situadas unas junto a otras. Las diferentes áreas de la zona de musculación de un gimnasio están ordenadas por grupos musculares para que entrenar una parte del cuerpo sea tan sencillo como subirse a una máquina y comenzar a entrenar. En algunos gimnasios el color del pavimento cambia según sea el grupo muscular de las máquina que hay situadas en esa zona.

la seguridad es de vital importancia en cualquier rutina de entrenamiento

Cada máquina de musculación tiene instrucciones de uso

Todas máquinas disponen de un letrero donde se indica, de forma clara y sencilla, los pasos para realizar correctamente los ejercicios a realizar en esa máquina de musculación. Hasta las máquinas mas sencillas o máquinas compradas de segunda mano incluyen este cartel informativo colocado en una parte visible para que , además de aprender a realizar el ejercicio, este se realice de forma segura.

Entrenando en el gimnasio

Entrenando en el gimnasio

Están diseñadas para guiar al usuario en cada ejercicio

Además del cartel mencionado en el ‘tip’ anterior, por sí misma, cada máquina es una perfecta ‘monitora’ que te ayuda a realizar y perfeccionar cada ejercicio de forma adecuada. Están desarrolladas de tal manera que te guía a realizar el ejercicio completo desde el inicio hasta el final de forma segura y controlada evitando posibles movimientos inadecuados.

Comienza suave

La mejora y la seguridad son de vital importancia en cualquier rutina de ejercicios. Con esta premisa, si no se tiene la certeza de como utilizar una determinada máquina de musculación, el consejo en este caso es comenzar con muy poca carga, realizando movimientos suaves y controlados para, de este modo, familiarizarse con el uso de la máquina. Una vez se conozca su funcionamiento, se puede ir incorporando peso de forma paulatina hasta que se note que los músculos tienen que trabajar para moverla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *